LOS LIDERES Y SUS EQUIPOS



Francisco es un Ejecutivo nuevo que ha ingresado a una corporación de servicios.  Él proviene de una empresa dedicada al transporte público.

Hoy Francisco se encuentra en una situación diferente.   Él esta extrañado con esta nueva empresa. Considera que le falta liderazgo a los jefes.

El Gerente General le ha pedido a Francisco que brinde una exposición sobre su percepción sobre la organización, en vista que es la persona menos “contaminada” con la cultura de la misma.

Francisco ha meditado mucho al respecto y una noche de insomnio recordó sus experiencias en la empresa de servicio de transporte, y de inmediato se puso a trabajar en la forma de exponer sus comentarios.

Al día siguiente Francisco hizo la siguiente reflexión al equipo de jefes:

“Estimados compañeros mi experiencia en la empresa de transporte público me ha dejado una enseñanza que deseo compartir con ustedes. Esta historia es una analogía, para ser asociada a nuestra compañía.

Imagínense, que tenemos un autobús que esta detenido y es urgente ponerlo a funcionar de la mejor manera.   

La forma tradicional de hacerlo es contratar a un chofer y ponerlo a caminar en una ruta ya establecida.   En esa ruta el chofer va a ir montando personas que van con diferentes destinos y se suban y bajan a voluntad.   En este sentido el chofer no tiene control de la gente y su único objetivo es que el autobús este en marcha.

Es muy probable que hayan pasajeros que se sientan molestos por la ruta, o porque el chofer es muy lento o muy rápido.  Es probable que alguno de ellos piense que era mejor seguir otra ruta.

Sin embargo hay otra opción que se podría pensar.   De igual manera, tenemos que tener a un chofer.  Sin embargo este chofer no va a marchar de una vez, sino que se va a reunir con sus pasajeros y entre todos se van a poner de acuerdo hacia donde van a ir.   Entre todos van a definir el rumbo.   Aquellos que no estén de acuerdo en el rumbo a seguir tendrán dos opciones.  O se bajan del autobús antes que este inicie su marcha o bien se adapta a lo que la mayoría han decidido.

Cuando el autobús esté en marcha el chofer procurará seguir la ruta determinada y solamente se va a detener cuando alguno de sus pasajeros deseen bajarse.

El chofer en este caso esperara no parar mucho ya que la ruta a seguir ha sido trazada por todos y es de esperar que los que van con él tengan la misma motivación, visión y expectativa, que haga que el viaje sea tranquilo, orientado y sobre todo con el pasaje que el chofer desea tener dentro de su autobús.

Con base en esta analogía deseo que cada uno de ustedes se pregunten en qué tipo de autobús van.   Quiénes son sus pasajeros y si el rumbo está claro para todos.  También será importante preguntarse si todos los pasajeros son los que tienen que ir en ese autobús.


ACTIVIDAD

En equipos de trabajo van a reflexionar sobre esta nota y concluir sobre el papel que juega un lider dentro de su equipo de trabajo.
 




2 comentarios:

Tus comentarios son bien recibidos